Dos de leones con problemas para realizar su vocación


A la manera del “viejo león del zoológico”, ése que nostalgia Juan Gelman en el poemario Gotán, estos reyes en las selvas de cemento hacen y sienten lo que las personas.


Aman a los niños y se ofrecen con docilidad para trabajar en diversos oficios que les permita estar cerca de ellos. Se sorprenden ante la arbitrariedad del universo humano; aún sin ser salvajes encuentran buenas razones y maneras para romper las reglas y, al fin, como buenos felinos, solo esperan ser abundantemente apapachados.


El león feliz y su hijo es verdadera una antigüedad, aunque todavía hallable en bibliotecas públicas o de treinteañeros. Publicado en 1959 por primera vez por McGraw-Hill Book Company, la edición argentina llegó casi veinte años después, pero con los mismos extraordinarios dibujos de Roger Duvoisin, esposo de la autora,y premio Hans Cristian Andersen en el ‘68.

abuelas cuentacuento facebook

León de Biblioteca es una joya contemporánea (gracias Ekaré!). Su autora tiene apenas 35 años y se nota. Ha escrito más de 40 libros para niños y se nota. Se toma con humor tanto los arquetipos de la bibliotecaria y sus asistentes como las nociones de lo que se debe y no se debe hacer en este espacio de encuentro comunitario, en donde el ambiente es tan pacífico y amigable que nadie se hace demasiado problema cuando un león irrumpe frente al mostrador de préstamos. El libro incluye la respuesta a la pregunta: ¿para qué puede ser útil un león en una sesión de cuentacuentos?


De yapa, si leer es una manera de viajar, desde las bellísimas ilustraciones se pueden espiar el París de los 50’s en el primero y una muy clásica Nueva York en el segundo. Nada mal para llevar a dar una vuelta en libro a nuestros chicos anclados el norte y el sur del sur.
NPL

abuelas cuentacuento facebook

Michelle Nudsen, Brooklyn (USA)


»Volver atras